U.S. Department of State
U.S. Department of State
Other State Department Archive SitesU.S. Department of State
U.S. Department of State
U.S. Department of State
U.S. Department of State
U.S. Department of State
U.S. Department of State
U.S. Department of State
Home Issues & Press Travel & Business Countries Youth & Education Careers About State Video
 You are in: Under Secretary for Public Diplomacy and Public Affairs > Bureau of Public Affairs > Bureau of Public Affairs: Press Relations Office > Press Releases (Other) > 2001 > June
Joint Communique
Office of the Spokesman
Washington, DC
June 22, 2001
[English Version]

Negociaciones Migratorias Mexico-Estados Unidos

Los Presidentes Vicente Fox y George W. Bush en la "Propuesta de Guanajuato" emitida al término de su reunión en febrero pasado, calificaron a la migración como uno de los principales vínculos que unen a México y Estados Unidos. En consecuencia, acordaron que sus respectivas políticas en la materia debían orientarse a crear un proceso de migración ordenada que garantice el trato humanitario de los migrantes, contemple la protección de sus derechos laborales y les asegure condiciones de trabajo adecuadas, además de reconocer el derecho de las naciones para controlar el flujo de personas a través de sus fronteras.

Con este propósito, los Presidentes instruyeron al Secretario de Gobernación y al Secretario de Relaciones Exteriores, de México, así como al Procurador de Justicia y al Secretario de Estado, de Estados Unidos, a iniciar negociaciones formales de alto nivel para alcanzar acuerdos de corto y largo plazo que atiendan la migración entre México y Estados Unidos, así como sus aspectos laborales. Ambos gobiernos reconocen que la migración y su relación con la seguridad en la frontera son asuntos de responsabilidad compartida.

La primera reunión del Grupo de Alto Nivel sobre Migración se celebró el 4 de abril en la ciudad de Washington, D.C. En esa ocasión y conforme a lo dispuesto por los Mandatarios en Guanajuato, las partes iniciaron pláticas con el propósito de lograr que la migración sea segura, legal, ordenada y con respeto a los derechos humanos. La agenda binacional incluye el análisis y discusión sobre la seguridad en la frontera; el régimen de visas temporales "H-2"; ideas para la regularización de los mexicanos indocumentados que se encuentran en Estados Unidos, posibles alternativas para nuevos programas de trabajadores temporales y esfuerzos para impulsar el desarrollo económico regional.

La trágica muerte de 14 migrantes mexicanos en el desierto de Arizona el pasado mes de mayo, destacó la urgente necesidad de coordinar esfuerzos para garantizar la seguridad y la legalidad de los flujos de personas entre México y Estados Unidos, así como para considerar y evaluar las posibilidades y consecuencias de ampliar los esquemas para el ingreso legal de mexicanos a Estados Unidos.

El Grupo de Trabajo Binacional se reunió el 6 de junio en San Antonio, Texas, para abordar los aspectos relativos a la cooperación sobre seguridad en la frontera. El 8 de junio se reunió en Washington, D.C., para continuar las discusiones con el fin de atender todos los temas contenidos en la agenda binacional sobre migración y establecer un calendario de actividades futuras. Como resultado de estas reuniones, se convino en intensificar de inmediato los esfuerzos existentes para fortalecer la seguridad en la frontera e iniciar una revisión integral de las respectivas políticas fronterizas, con el fin de desarrollar mecanismos que permitan alcanzar el objetivo común de reducir los riesgos y eliminar las muertes de los migrantes a lo largo de la frontera.

Estos esfuerzos de cooperación sin precedente estarán guiados por un plan de acción cuyos avances y cumplimiento serán sujetos de revisión y evaluación periódicos. Por ello, se ha instruido a las autoridades fronterizas de ambos lados a instrumentar de inmediato las siguientes acciones concretas:

  • Fortalecer las campañas de seguridad pública para alertar a los migrantes potenciales sobre los peligros para su integridad física de cruzar la frontera por zonas de alto riesgo;
  • Reforzar los planes operativos para la protección de los migrantes, así como las operaciones para su búsqueda y rescate en zonas peligrosas a lo largo de la frontera. Esto incluye el despliegue de un nuevo programa de reconocimiento aéreo en las áreas desérticas del lado estadounidense y el refuerzo de la presencia de elementos de los Grupos Beta en el lado mexicano;
  • Instrumentar un amplio e intenso plan de cooperación bilateral para combatir y desmantelar a las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas, y
  • Poner en marcha un programa piloto para el uso de armas no letales por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza.

Con el fin de coordinar esfuerzos específicos bilaterales para proteger la integridad física de los migrantes en esta temporada de verano, autoridades de México y Estados Unidos sostendrán reuniones en distintos puntos de la frontera. La primera se celebró en Tucson, Arizona, el 14 de junio, y en las próximas semanas se realizarán encuentros similares en California (San Diego y Caléxico), y en Texas (El Paso y Laredo).

Ambas partes están comprometidas a avanzar en la elaboración de un paquete integral que contemple las posibles alternativas de acción sobre la totalidad de los temas que conforman la agenda binacional sobre migración, a fin de presentarlo a la consideración de los dos presidentes durante su reunión el próximo mes de septiembre en la ciudad de Washington.

Se anexa Plan de Acción para la Cooperación sobre Seguridad Fronteriza

*****

Plan de Acción para la Cooperación sobre Seguridad Fronteriza

 

  1. Ambos gobiernos acordaron coordinar sus esfuerzos para atender los problemas que inciden en la seguridad fronteriza, a fin de reducir los riesgos que enfrentan los migrantes, las autoridades y las comunidades en la frontera. Reconocieron que esta coordinación es la única manera eficaz de alcanzar el objetivo común de fortalecer la seguridad pública en la región fronteriza México-Estados Unidos.
  2. Ambos gobiernos acordaron otorgar la mayor prioridad al combate del tráfico de personas y de las organizaciones criminales. Reconocieron que sólo a través de la cooperación en este asunto se podrá lograr el éxito de este nuevo plan integral de acción. Con este propósito, se instruirá a las autoridades competentes en México y en Estados Unidos a iniciar esfuerzos conjuntos sin precedente para desmantelar y castigar con todo el peso de la ley a estas organizaciones criminales.
  3. El gobierno de México se compromete de inmediato a intensificar acciones integrales en su propio territorio para lograr lo siguiente: reforzar los programas de seguridad fronteriza; considerar medidas para prevenir el acceso a cruces en áreas de alto riesgo; alertar a los migrantes potenciales sobre los peligros que conlleva el ingreso no autorizado a Estados Unidos; y reiterar a los migrantes las graves consecuencias de entrar en tratos con traficantes y criminales, cuyo único interés es aprovecharse de su vulnerabilidad.
  4. El gobierno de Estados Unidos se compromete a revisar de inmediato las operaciones de control fronterizo vigentes, tales como Guardián, Salvaguarda, Bloqueo y Río Grande, así como considerar los ajustes o alternativas apropiadas para promover la seguridad de los migrantes, de las autoridades y las comunidades fronterizas, y para evitar la muerte de migrantes en esa región.

En forma adicional a los acuerdos arriba mencionados, el Plan de Acción para la Cooperación sobre Seguridad Fronteriza incluye los siguientes puntos específicos:

I. Programas Nacionales y Binacionales para la Seguridad del Migrante

  • Desarrollar un conjunto integral de programas y acciones binacionales en áreas de preocupación inmediata para eliminar los riesgos y los peligros extremos que enfrentan los migrantes. En este sentido, los desiertos del oeste de Arizona, el Canal Todo Americano y las riberas del Río Bravo, constituyen zonas prioritarias.
  • Fortalecer las campañas de seguridad pública en México para alertar a los migrantes potenciales respecto a los peligros inminentes a que se exponen al cruzar por zonas de alto riesgo.
  • Desarrollar e instrumentar medidas operativas específicas para la búsqueda y rescate de migrantes en zonas fronterizas de alto riesgo.
  • Reforzar los programas de capacitación para la seguridad y para las operaciones de búsqueda y rescate de migrantes.
  • Concluir los mapas de los lugares de cruce peligroso a lo largo de la frontera, con objeto de elaborar un diagnóstico preciso sobre las nuevas rutas migratorias e instrumentar las medidas preventivas que permitan reducir los peligros que enfrentan los migrantes.
  • Poner en marcha acciones adicionales de cooperación binacional en ambos lados de la frontera, como son la operación "Sky Watch II" –un programa de reconocimiento aéreo en el desierto de Arizona- aunado al reforzamiento de la presencia de elementos de los Grupos Beta en el lado mexicano.
  • Calendarizar reuniones periódicas, según se requieran, entre los cónsules de México y de Estados Unidos en la región fronteriza con las autoridades correspondientes en ambos lados, para dar seguimiento a los avances y resultados de sus esfuerzos de coordinación para la seguridad fronteriza.

II. Combate al Tráfico de Personas

  • Reforzar la coordinación bilateral entre las instituciones responsables, para combatir a los traficantes de personas en ambos lados de la frontera.
  • Acelerar y fortalecer el intercambio de información entre ambos países para combatir las organizaciones dedicadas al tráfico de migrantes.
  • Evaluar el resultado de operativos de combate al tráfico de personas, tales como "Denial" y "Crossroads" en Estados Unidos, y los operativos en México.
  • Instrumentar un esfuerzo binacional sin precedente para combatir y desmantelar las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas.
  • Programar reuniones periódicas para dar seguimiento a los avances y resultados de estos nuevos programas binacionales.

III. Violencia Fronteriza

  • Instrumentar el Memorándum de Entendimiento sobre Cooperación en contra de la Violencia Fronteriza (Mérida, 15 febrero 1999) y los Lineamientos de Aplicación correspondientes (Washington, 8 junio 2000), para la cooperación entre cónsules de México y fiscales federales de Estados Unidos en la región fronteriza. Estos memorandos facilitarán la investigación de los incidentes de violencia que ocurren a lo largo de la frontera común.
  • Poner en marcha un programa piloto para la utilización de armas no letales por parte de los agentes de la Patrulla Fronteriza.
  • Fortalecer la cooperación bilateral en acciones preventivas con objeto de:
    • Reducir incidentes de agresión en contra de agentes de la Patrulla Fronteriza;
    • Reducir asaltos y actos criminales en contra de los migrantes y de las autoridades fronterizas, e
    • Impedir la detención de migrantes por parte de ciudadanos particulares.

IV. Incursiones

  • Acordar un plan de acción inmediato para reducir las incursiones e incidentes en ambos lados de la frontera.
  • Desarrollar un programa binacional de señalización en zonas asiladas para evitar incursiones.

V. Cooperación para la Atención de Emergencias en la Zona Fronteriza

  • Acordar el establecimiento de un Programa de Respuesta Rápida que garantice la alerta temprana y el intercambio de información entre autoridades de ambos gobiernos para prestar atención inmediata a incidentes graves en la frontera.
    • Dicho programa buscará coordinar acciones a nivel central (Washington, D.C.-México, D.F.) y a nivel local (cónsul de México-SIN/PF), que incluya medidas para asegurar la conducción de las averiguaciones correspondientes.
  • Desarrollar mecanismos de cooperación para atender emergencias en la región fronteriza, tales como Mecanismos de Respuesta y Manejo de Emergencias:
    • en cruces fronterizos y puentes internacionales para atender casos de amenazas de bomba o persecución transfronteriza de delincuentes, y
    • durante emergencias climáticas o desastres naturales (incendios, nevadas, lluvias torrenciales, ondas de calor extremo) para coordinar operaciones de búsqueda y rescate, difusión de alertas climáticas, etc.
  • Mejorar la coordinación para atender víctimas durante emergencias:
    • Considerar la instalación de sistemas de alarma telefónica enlazados a los servicios de emergencia locales.

VI. Repatriaciones Seguras y Ordenadas

  • A través de los Mecanismos de Consulta al Interior entre cónsules de México y autoridades migratorias de Estados Unidos, evaluar la instrumentación adecuada de los seis Arreglos Locales para la Repatriación Segura y Ordenada de Mexicanos, que incluya:
    • La coordinación del traslado de migrantes mexicanos a ser repatriados, desde el interior de Estados Unidos hasta la frontera con México, y
    • Evitar el envío de migrantes de terceros países a territorio mexicano.

VII. Repatriación de ex convictos

  • Fortalecer la cooperación y coordinación entre las autoridades correspondientes para asegurar el regreso ordenado, legal y seguro de ex convictos a México.
  • Convocar reuniones ad hoc para revisar los convenios y ajustar los programas existentes.

VIII. Mecanismos de Enlace Fronterizo

  • Fortalecer el papel de los diez Mecanismos de Enlace Fronterizo como los foros institucionales de coordinación bilateral en la frontera, a nivel local.

Released on June 25, 2001

  Back to top

U.S. Department of State
USA.govU.S. Department of StateUpdates  |   Frequent Questions  |   Contact Us  |   Email this Page  |   Subject Index  |   Search
The Office of Electronic Information, Bureau of Public Affairs, manages this site as a portal for information from the U.S. State Department. External links to other Internet sites should not be construed as an endorsement of the views or privacy policies contained therein.
About state.gov  |   Privacy Notice  |   FOIA  |   Copyright Information  |   Other U.S. Government Information

Published by the U.S. Department of State Website at http://www.state.gov maintained by the Bureau of Public Affairs.